Piedras semipreciosas, te contamos de las más importantes

Piedras semipreciosas

Publicado el : 27 enero 20226 tiempo de lectura mínimo

En el reino de los minerales las piedras semipreciosas son más comunes de encontrar que las piedras preciosas. Se calcula que en la actualidad existen unos 140 tipos diferentes de gemas semipreciosas. A continuación vamos a ver las características de algunas de estas piedras naturales más conocidas.

Topacio

Se trata de una piedra muy apreciada en el sector de la joyería por su dureza y su variedad de colores. Es una de las gemas del mes de noviembre y su nombre se piensa que proviene del sánscrito “tapas” cuyo significado es fuego. Los griegos pensaban que el topacio les otorgaba una fuerza mayor. En la India siguen creyendo que colocado encima del corazón aumenta la inteligencia y la belleza y asegura una vida muy larga. El topacio azul es la piedra que se regala en el cuarto aniversario de matrimonio mientras que el topacio imperial se entrega en el aniversario vigésimo tercero.

El topacio se puede encontrar en azul claro, naranja, rosa, café, violeta, incoloro y en ocasiones en color rojo. El topacio sin color es la variedad más abundante y en muchas ocasiones son sometidos a tratamientos de irradiación para que se vuelvan azules. Los cristales de topacio se encuentran normalmente en forma de columnas o alargadas por lo que se cortan usualmente en forma de peras u ovales, aunque también es posible encontrarlos en tallas redondas o triángulos. Los topacios ya tallados es posible encontrarlos en diferentes tamaños. Si son pequeños son bastante económicos, pero su precio va aumentando a partir de los 10×8 milímetros.

Cuarzo

En cualquier tienda de litoterapia es muy normal encontrar el cuarzo, de hecho, es uno de los minerales más abundantes que existen en la tierra. Se presenta en una gran cantidad de variedades. Entre los cristales grandes conocidos como fanerocristalinas, está el citrino, la amatista, el cuarzo incoloro y la prasiolita. Los cristales diminutos o criptocristalinas son el ágata, el jaspe y el ojo de tigre entre otros. Es la gema del mes de noviembre y se considera que ayuda a calmar el temperamento de quién la lleva encima. Es la piedra que se utiliza para celebrar el aniversario número trece del matrimonio.

El cuarzo de color amarillo anaranjado se obtiene de manera natural, aunque en la actualidad la mayor parte de los citrinos se logran gracias a tratamiento de calor con los que se modifica su color hasta lograr ese tono amarillo tan atractivo. Su tono más popular es el naranja marrón oscuro o el rojizo, mientras que el que más se valora es el de color amarillo naranja rojizo libre de tonalidades cafés. El corte del cuarzo está disponible en los tamaños y formas estándares del mercado. Aun así, los diseñadores de joyas de alta gama tallan en numerosas ocasiones estas piedras en cortes extraños para acoplarlas a joyas concretas. En lo concerniente a su peso, se pueden encontrar en joyería cuarzos de hasta veinte quilates.

Amatista

Es probablemente la piedra más cotizada del mercado y es la variedad violácea morada del cuarzo. Hasta el siglo XIX esta gema estuvo considerada como piedra preciosa al ser tan escasa como la esmeralda o el rubí, pero cuando se descubrieron unos yacimientos en Brasil, dejó de serlo pues ya se podría encontrar de manera abundante. En griego significa “remedio contra la borrachera”, un beneficio que fue atribuido a esta piedra durante bastante tiempo. De hecho, en la mitología griega esta gema estaba asociada con el dios del vino, Baco. Se trata de la piedra que se entrega en el aniversario de matrimonio número seis.

El color más demandado es el lila violáceo y el violeta rojizo. El precio de la amatista disminuye de manera considerable si hay en ella algún tinte bronce o marrón en su color. Aunque se puede encontrar en una enorme variedad de tallas y de formas, también es muy habitual tallarla con formas personalizadas para que se puedan acoplar a joyas específicas. Se utiliza normalmente como piedra central, puesto que su precio no aumenta demasiado con tamaños grandes.

Turmalina

Este mineral se caracteriza por contar con una amplia gama de tonalidades y de colores, incluso es posible encontrar más de un tono en un mismo cristal. Es la piedra del mes de octubre y su nombre deriva de toramalli que significa “una piedra con mezcla de diferentes colores”. Y es que son pocas las piedras naturales que contengan tantas gamas de colores como la turmalina y por eso los místicos antiguos pensaban que inspiraba cualquier expresión artística. De esta manera, hay un color para cada estado de ánimo. Entre los colores más habituales está el rosado y el rojo, el verde y el tono verde azulado, siendo esta última la variedad más escasa y rara. Entre las turmalinas de varios colores, la combinación del verde y rojo es la más popular. Debido a la enorme variedad de colores han sido confundidas frecuentemente con otro tipo de piedras a lo largo de los siglos.

Normalmente se eligen turmalinas con un corte estándar para que se puedan adaptar a cualquier montura regular, pero también pueden cortarse en formas estrechas y alargadas nada estándares. Los cortadores tienen que considerar en todo momento las propiedades ópticas de la turmalina antes de proceder a su corte, ya que es pleocróica, es decir, que puede tener distintos colores en diferentes direcciones. Aunque se pueden encontrar en tamaños grandes, no es lo habitual. Generalmente el precio de estas piedras por quilate empieza a aumentar a partir de los cinco quilates. Es normal encontrar turmalinas en tamaños superiores a dichos quilates, algo que es más complicado en el caso de una esmeralda, por lo que se han convertido en la opción más barata para reemplazar a esta piedra preciosa.

Crear un acogedor refugio en la terraza con el toldo adecuado
Enoturismo: ¡El turismo del vino entre la cata y las vacaciones!

Plan du site