Cirugía estética: guía de la bichectomía

La bichectomía es una cirugía estética para corregir ciertas formas indeseables visibles en cierta parte del cuerpo y de la cara que pueden afectar a la sociabilidad o al disfrute de la vida. El objetivo es borrar la línea esponjosa de las mejillas. Por eso es necesario conocer de antemano la especificidad de este tipo de tratamiento, las ventajas de proceder y el desarrollo de la sesión.

Procedimiento de la sesión de bichectomía

En teoría, la bichectomía es un procedimiento médico relacionado con la extirpación de las bolas de Bichat.

En primer lugar, es necesario: obtener el consentimiento explícito o firmado del paciente durante la consulta preoperatoria, tener una valoración fotográfica del rostro, tener 2 consultas previas, obtener un presupuesto acordado por el cirujano y el paciente, respetar el periodo de reflexión entre la primera consulta y la bichectomía, y someterse a la operación en un centro clínico recomendado por su cirujano. En segundo lugar, la operación suele realizarse de forma ambulatoria, con una duración de 40 minutos, a menos que se combine con otros procedimientos. Para ello, será necesario someterse a una sedación intravenosa (breve anestesia general o local) antes de proceder al lifting o a la mentoplastia o a una infiltración de xilocaína adrenalínica en la zona quirúrgica con una pequeña incisión realizada en la mucosa de la mejilla cerca de los molares maxilares para no dejar cicatrices externas visibles. También es necesario insertar un hilo absorbible durante un máximo de 15 días.

En tercer lugar, antes de esta operación, el paciente debe: dejar de fumar tabaco, dejar de tomar medicamentos que puedan diluir la sangre, tomar un tratamiento antiedematoso según la prescripción médica, tomar un enjuague bucal, mantener la higiene dental y comunicar de forma regular y exhaustiva todos los tratamientos ya realizados. Por último, en cuanto a los siguientes pasos, debe evitar socializar durante 72 horas, tomar paracetamol si siente dolor inmediatamente, mantener la higiene bucal durante al menos 5 días, utilizar masajes regulares para eliminar rápidamente la hinchazón y restaurar la forma de la cara, poner un vendaje refrigerante en las mejillas durante al menos una semana y comer alimentos blandos para no alterar los músculos de la masticación.

Ventajas de recurrir a un especialista en la materia

Se recomienda encarecidamente consultar a un profesional de la salud (cirujano plástico u odontólogo u otro) para limitar los riesgos o complicaciones que puedan surgir en algunos pacientes. A saber, hematoma en la mejilla, infección del sitio quirúrgico, edema postoperatorio, parálisis neurológica y lesión del conducto salival de Sténon. Además, el uso de un profesional permite alinear la cara con el resto del cuerpo. Al fin y al cabo, aunque la operación sea relativamente sencilla, hay que tener en cuenta que un procedimiento mal realizado puede producir un beneficio irreversible. Sin embargo, basta con que elija un cirujano con experiencia, que suele estar recomendado por sus familiares, para asegurarse bien…

Ventajas de la bichectomía

Estas operaciones están, en principio, al alcance de todos, incluso de un adolescente, ya que son prácticamente indoloras. Sin embargo, se indica que el paciente debe tener 18 años. Pero lo mejor de todo es que no hay riesgo de dejar cicatrices visibles desde el exterior. De este modo, no será necesario maquillarse con el contorno para recuperar la belleza del rostro. Así, la eliminación de las bolas de Bichat permite al cliente adaptarse al estándar de belleza actual o adelgazar el rostro, ahuecar las mejillas o incluso perder peso. Además, en comparación con otras formas de cirugía estética o plástica, sigue siendo la más sencilla, rápida y asequible. Técnicamente, el objetivo es eliminar las estructuras grasas de la mejilla para corregir la textura de la cara y hacerla coincidir con el resto del cuerpo. La eliminación de las estructuras adiposas de las mejillas puede reducir la convexidad o redondez de las mismas, enfatizar los pómulos e invertir el rostro a nivel de las mejillas. La operación debe realizarse generalmente en un quirófano.

Sin embargo, no se recomienda a los pacientes demasiado demacrados o a los que desean perder peso para limitar el sobrepeso. También es necesario obtener una prescripción médica para poder proceder a dicha operación quirúrgica…

Consejos para llamar a un cirujano plástico especializado

Siempre hay que dar preferencia a los rumores transmitidos por los familiares que ya han invertido en él para garantizar la calidad del servicio quirúrgico ofrecido. Sobre esto, por favor, haga comparaciones de las ofertas propuestas y juegue con la competencia de las tarifas. Entonces, infórmese también sobre: la reputación, la notoriedad, la experiencia, el número de pacientes satisfechos con el servicio, la disponibilidad online o física, la calidad del asesoramiento ofrecido, la cualificación profesional de dicho cirujano y el dominio del arte. Además, aproveche para: pedir cita, consultar tutoriales online que muestren todos los pasos de la operación (antes, durante y después), llevar una receta, solicitar presupuestos y opiniones, obtener detalles de los preparativos necesarios antes de embarcarse en dicha cirugía y consultar los diferentes tipos de pacientes o anatomías faciales ya tratados…

¿Cómo cuidar los labios y las manos?
Tratamiento de la cistitis crónica aguda