¿Por qué hacer fitoterapia?

Muchas personas tienden a utilizar plantas percibidas como más naturales para tratar pequeñas enfermedades cotidianas. Aquí es donde entra en juego la fitoterapia, que trata ciertas dolencias y enfermedades con y a través de las plantas. Los productos utilizados en la fitoterapia se presentan en forma de aceites esenciales, infusiones o cápsulas. Pero, ¿qué es la fitoterapia? ¿Por qué interesarse por la fitoterapia? ¿Cuáles son las contraindicaciones? ¿Y cómo elegir un especialista?

¿Qué es la fitoterapia?

La fitoterapia, una medicina ancestral y natural basada en el uso de plantas, es muy utilizada en todo el mundo por los pocos efectos secundarios que provoca y su eficacia. Utilizado de forma preventiva o curativa, es eficaz cuando está bien recomendado. Actualmente, los herbolarios suelen ofrecer otras técnicas relacionadas (gestión del estrés, bienestar, etc.) que pueden reforzar su impacto positivo y permitir un tratamiento total de la persona y sus problemas.

 En cuanto a sus principios básicos, la fitoterapia es un remedio natural basado en el uso de plantas y sus extracciones. Fitoterapia es una palabra griega python que significa planta y therapeia que significa curado. La OMS lo trata como una medicina convencional. En la fitoterapia, los principios activos de las plantas se utilizan para prevenir o tratar determinados problemas.

Existen muchos métodos de medicina herbal: algunos herbolarios recomiendan un enfoque holístico y se interesan por el efecto de la planta en su conjunto.

¿Por qué debería interesarme por las hierbas medicinales?

El hombre desea muchas cosas, pero no hay deseo más fuerte que el de estar sano. Desde el principio de los tiempos, las plantas han desempeñado un papel importante en nuestras vidas: como fuente de bienestar, como herramientas de trabajo, como alimento… Hoy en día, siguen proporcionando todo lo que necesitamos para mantenernos en forma y luchar contra las enfermedades. Utilizando las diversas virtudes y propiedades medicinales de las plantas desde hace miles de años, nació la fitoterapia.

La terapia natural tiene un efecto más directo en el cuerpo humano que cualquier otro tratamiento, lo que garantiza su eficacia. La mayoría de las veces se utilizan como método para prevenir o curar determinadas enfermedades. A diferencia de los medicamentos de base química, la fitoterapia parece ser una solución menos costosa para las enfermedades más comunes que se encuentran a diario. Además de sus propiedades curativas, encierran increíbles beneficios para el cuerpo y la mente. Las plantas pueden aliviar muchas enfermedades, pero al mismo tiempo son la verdadera fuente de bienestar. Gracias a un masaje relajante con aceites esenciales, por ejemplo, se recupera la salud y la belleza, sin olvidar el placer durante la sesión. La piel se vuelve más suave y rellena. Incluso puede prevenir el envejecimiento de la piel. La sensación de pesadez en las piernas ha desaparecido, los músculos tensos se han relajado y todo el cuerpo ha descansado. El uso de aceites esenciales seleccionados puede incluso aliviar enfermedades como el reumatismo y los calambres.

Contraindicaciones de la fitoterapia

Los principios activos de las plantas pueden ser tan nocivos como ellos o en la dosis que se tome, y pueden ser tóxicos o incluso mortales. También hay interacciones con otras plantas, complementos alimenticios o medicamentos.

Por ello, es muy importante buscar siempre el consejo de farmacéuticos cualificados que se tomarán el tiempo necesario para hacerle todas las preguntas necesarias para conocerle mejor y proporcionarle el consejo adecuado. No todas las cosas «naturales» son inofensivas. Algunas plantas son simplemente sustancias tóxicas ordinarias, mientras que otras pueden interactuar con otras plantas, medicamentos o suplementos y ser perjudiciales. La multitud de monografías sobre hierbas indica las interacciones potencialmente dañinas entre cada medicamento.

Medicina alternativa: ¿cómo elegir a su especialista?

Cada vez es más frecuente invocar las virtudes de la medicina alternativa. Sin embargo, debe elegir a los expertos en función de sus objetivos.

La medicina alternativa puede aliviar el estrés o los trastornos alimentarios y otras enfermedades, al tiempo que ayuda a prevenir ciertas enfermedades. Sin embargo, recurrir a un experto en medicina alternativa no le exime de buscar asesoramiento médico. Si busca expertos cualificados en dietas, acepte el consejo de un dietista. Es un experto en el campo del reequilibrio alimentario. Su seguimiento es muy completo y se implica como entrenador. Además de ayudarle a reajustar el menú, también le aconseja sobre su estilo de vida en general. Los naturópatas utilizan la aromaterapia y las fitoterapias. Los fitoterapeutas pueden prescribir mezclas eficaces y tienen un conocimiento preciso de las plantas. Los aromaterapeutas dominan las plantas, pero a través de la bahía de los aceites esenciales. Estos expertos garantizan un seguimiento personalizado y preciso, en función de los objetivos a alcanzar, y requieren una inversión personal durante un periodo más o menos largo. También puede pedir consejo a su farmacéutico a la hora de comprar este tipo de medicamentos.

Tratamiento de la cistitis crónica aguda
Comprar jeringas de ácido hialurónico de calidad profesional online